Terapia de Pareja2016-12-15T13:18:36+00:00

Terapia de Pareja

Hay diferentes relaciones de pareja, de hecho cada pareja es única, como es única cada persona.
Teniendo en cuenta el desarrollo evolutivo, la posibilidad de mantener vínculos estables se da al final de la adolescencia, cuando ya está más definida la identidad de cada persona. Si bien no se puede establecer con exactitud, este momento, ya que el desarrollo madurativo es diferente en las distintas personas. Es a partir de los 17 años cuando ya interesa más el vínculo de pareja que la relación con la pandilla.

Hay tres momentos por los que pasa una relación de pareja:

1- Enamoramiento: Es un momento ¡mágico! Es un estado alterado de conciencia ¡el ser más maravilloso del mundo se ha fijado en mí! Sólo se puede pensar en esa persona y hasta se pierde el apetito ya que toda la persona está llena de ese amor.

2- Contacto con la realidad: tarde o temprano la realidad se impone y se van descubriendo aspectos de la otra persona que no gustan. Este es un momento decisivo. Hay que aceptar que los príncipes y princesas son de los libros de cuentos. La relación puede romperse o puede continuar.

3- Inicio de la relación de pareja. Alejados de la idealización y más cercanos a la realidad, de acuerdo a la madurez emocional de sus integrantes van a ir construyendo una pareja madura o una pareja infantil.

Pareja infantil: cada integrante o uno de ellos sólo se ve a sí mismo y quiere satisfacer a través de la relación de pareja sus propias carencias. Por lo general no son conscientes de esta problemática y se instalan en la insatisfacción ya que su deseo jamás podrá ser satisfecho.

Pareja adulta: los dos integrantes tienen proyectos en común y pueden valorar a la otra persona con sus virtudes y defectos. Tienen tolerancia a la frustración y ejercitan actividades propias y de pareja. El enamoramiento deja paso al amor.

Psicoterapia de pareja

Es importante que quienes soliciten entrevistas psicológicas para clarificar problemas de pareja sepan que el espacio terapéutico no es un espacio didáctico ni judicial.
El objetivo no es enseñar, ni dar pautas de comportamiento, ni tampoco el terapeuta es un juez que dirime quién es el culpable de los problemas.
El objetivo es que tomen conciencia de lo que han buscado y encontrado en sus parejas, cuál es proyecto vital de pareja de cada uno y si éste es complementario con el del otro. Es un espacio de reflexión y toma de conciencia para activar los funcionamientos maduros y abandonar los infantiles.

Conflictos más comunes

Parejas con funcionamientos infantiles: Uno o los dos miembros están en una posición demandante, exigiendo al otro que satisfaga sus carencias personales.

Crecimiento personal disímil: Uno de los miembros ha cambiado en el transcurso de la relación de pareja y el otro ha permanecido igual.

Crisis personales: uno de los miembros ha sufrido una crisis que el otro miembro no puede afrontar ni compartir.

Crisis de pareja: entre ellas están:

– El nacimiento de los hijos.
– Enfermedad grave o muerte de un hijo.
– Infidelidad.
– Incorporación de otro familiar adulto a la familia.
– Mala relación con la familia política.
– Trastornos en la sexualidad.
– Problemas en la comunicación.
– Uno de los miembros quiere separarse.
– Padrastros y madrastras.
– Conflictos con el dinero, su administración y distribución.
– Concepciones irreconciliables con respecto a la educación de los hijos.
– Agresividad y violencia, físicas y psicológicas.

Primera entrevista:

Por lo general es solicitada por uno de los integrantes para ir los dos o para ir uno por vez. Esta entrevista es diagnóstica para ver si la conflictiva de pareja tiene que ver con el vínculo de pareja o con conflictos individuales no resueltos de los dos o alguno de los miembros.
Se indica si necesitan psicoterapia individual o de pareja. Si la indicación es terapia individual cada uno trabajará con un terapeuta diferente. Si la indicación es terapia de pareja será el mismo terapeuta para los dos aunque fuesen necesarias entrevistas individuales en algunos momentos.
El tiempo de las sesiones en terapia de pareja es mayor que el de terapia individual. La frecuencia de las sesiones y la duración del tratamiento dependerán de los objetivos terapéuticos establecidos.

 

Terapia Individual
Terapia Grupal
Terapia de Pareja